Saltar al contenido

Mascarillas para limpiar

Todos los días, la piel es bombardeada con partículas de polvo y suciedad, y si usas maquillaje, le agregas grasa a la lista. La mayoría de los maquillajes son muy grasosos y no se pueden eliminar con agua sola. Necesitas una mascarilla facial que limpie profundamente los poros y remueva todos esos residuos de suciedad y maquillaje. Es por eso que quiero compartirte las mejores 4 mascarillas para la cara que cumplen los requisitos de limpieza y purificación.

1. Exfoliante de avena con miel

mascarillas para limpiar mascarillas para limpiar

Propiedades la avena y la miel

Estos ingredientes tienen maravillosas cualidades curativas. La avena está llena de compuestos antioxidantes y antiinflamatorios y es conocida por sus propiedades suavizantes de la piel, incluida la hidratación de la piel seca, que proporciona alivio de picazón, erupciones y otras irritaciones menores de la piel. La miel proporciona propiedades antibacterianas y curativas naturales para calmar y aclarar la piel. El aceite de almendras es muy ligero y no graso en absoluto. Limpia los poros de la piel y ayuda a humectarlo y nutrirlo, y es especialmente bueno para la piel propensa al acné.

Ingredientes

Una de las mejores recetas caseras para el lavado facial es muy simple. Solo hay 3 ingredientes y es posible que ya los tengas en casa:

  • 2 partes de avena molida finamente en una licuadora o procesador
  • 1 parte de miel
  • 1 parte de aceite de almendras (o aceite de coco o de oliva)

Procedimiento

Mezcla todo hasta que quede una mezcla espesa y pegajosa. Siéntete libre de agregar un poco de aceite extra o incluso unas gotas de agua si es demasiado pegajoso o grumoso. Aplica en la cara y frota en la piel durante un par de minutos y luego enjuaga. Tu cara se sentirá muy bien y no querrás dejarlo de utilizar.

2. Exfoliante de cacao y yogur griego

mascarillas para limpiar mascarillas para limpiar

Propiedades del cacao y el yogur

El yogur griego contiene ácido láctico, que exfolia y suaviza la piel. También afloja las células muertas de la piel, ayuda a eliminar los poros y se puede utilizar para combatir las imperfecciones. La miel por otro lado es beneficiosa para todos los tipos de piel porque ayuda a la piel a retener tanto la elasticidad como la humedad. Debido a esto, la miel es especialmente buena para la piel seca. El cacao es rico en antioxidantes como hierro, calcio, magnesio y potasio. El zumo de limón contiene Vitamina C y Vitamina B. El ácido cítrico en el jugo de limón exfolia la piel, dejándola suave. El suero de leche es un probiótico natural y contiene ácido láctico, como el yogur griego. Se puede usar para suavizar, iluminar, tensar y exfoliar la piel. Si no tienes suero de leche, podrías usar leche regular como sustituto. Por último, el puré de plátano en la cara la hace sentir más suave e hidratada. Los plátanos son ricos en potasio y pueden usarse para ayudar a sanar las imperfecciones cuando se aplican directamente sobre la piel.

Importante: Asegúrate de evitar mucha exposición al sol cuando apliques jugo de limón en la piel, y solo usa un poco. Si tienes la piel seca o dañada, reduce o elimina el jugo de limón y en su lugar agrega una cantidad equivalente de miel.

Ingredientes

  • 2 a 3 cucharadas de yogur griego
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de suero de leche (o leche normal)
  • Mitad de una banana (puré)
  • 1 cucharada de jugo de limón

Procedimiento

Combina todos los ingredientes en una licuadora o procesador de alimentos. La mascarilla debe ser lo suficientemente gruesa como para que no se deslice por tu cara. Siempre prueba la mascarilla en una pequeña porción de la piel para detectar reacciones alérgicas. Si no tienes alergia, aplica en toda la cara y déjalo reposar de 20 a 30 minutos. Lava la cara con agua fría.

3. Mascarilla de bicarbonato y aceite de coco

mascarillas para limpiar mascarillas para limpiar

Propiedades del bicarbonato de sodio y el aceite de coco

El bicarbonato de sodio tiene beneficios sorprendentes. No solo hace que la piel esté limpia sino que es la fuente más económica para la limpieza facial. Ayuda a tratar el acné, regula el equilibrio del pH de la piel y, por lo tanto, previene los brotes.  El uso de bicarbonato de sodio como mascarilla de limpieza facial ayuda a ralentizar el proceso de envejecimiento de la piel. Por otro lado, el aceite de coco es perfecto para la hidratación y la humedad. ¡Así que, juntos, estos 2 ingredientes hacen maravillas en tu rostro!

Ingredientes

  • Bicarbonato de sodio
  • Aceite de coco

Procedimiento

Mezcla el bicarbonato de sodio con aceite de coco en la misma proporción. Aplícala sobre tu piel y deja que se seque un poco. Frota suavemente la mascarilla y lávate la cara con agua fría.

4. Mascarilla de uvas

El ácido débil en la uva actúa como un exfoliante.

Propiedades de las uvas

El ácido débil en la uva actúa como un exfoliante suave que elimina eficazmente las células muertas de la piel. La vitamina E ayuda a que tu piel retenga la humedad que necesita para mantenerse saludable. Con esta mascarilla exfolias e hidratas tu piel al mismo tiempo.

Ingredientes

  • 12 uvas trituradas
  • 1 cucharadita de harina

Procedimiento

Mezcla los ingredientes. Después de que hayas creado una pasta con las uvas molidas y la harina, extiende la mezcla en tu cara. Deja que la mascarilla repose durante 15 minutos. Si sientes alguna molestia debido al ácido en las uvas, retira la mascarilla inmediatamente. Después de 15 minutos, lávate la cara con agua tibia y seca con una toalla suave. Tu piel se sentirá más hidratada y suave.

¿Qué te pareció este artículo? ¡Califica!

Summary
Mascarillas para limpiar
Article Name
Mascarillas para limpiar
Description
Recetas de mascarillas para limpiar la cara con ingredientes que puedes encontrar en tu cocina.
Author
Publisher Name
Mascarillas Caseras
Publisher Logo